Sumate a

Entrevistas

JOSÉ PALOMEQUE: ‘EN ESTOS 30 AÑOS VIVÍ EXPERIENCIAS QUE NUNCA HUBIESE IMAGINADO’

El director técnico que el 1 de diciembre cumplirá 30 años al mando de las categorías formativas del Club Atlético Rivadavia, dialogó en exclusiva con este medio para repasar lo vivido durante estas temporadas. Palomeque se refirió a sus inicios, su breve paso por Barrio Norte, su llegada al ‘albirrojo’, los cambios de épocas, los jugadores profesionales a los que dirigió y el futuro futbolístico de la institución.

Es un nombre propio, y bien ganado, dentro del fútbol formativo de la Liga del Oeste. Es que a lo largo de su trayectoria ha logrado una innumerable cantidad de títulos, y aunque esa no sea la prioridad porque él mismo se encarga en esta nota de remarcar en reiteradas ocasiones que la prioridad es formar personas y luego jugadores, la realidad indica que las vueltas olímpicas siempre son recordadas.

Además, ha tenido la posibilidad de dirigir a varios rivadavienses que luego dieron el salto al fútbol profesional, como Oscar Ustari y Nicolás Figal, ni más ni menos. También a Sebastián Hernández, Francisco Del Riego, Facundo Taborda y Federico Maya, entre otros que hoy se encuentran también jugando a diferentes niveles del fútbol nacional e internacional. Y hay un jugador del que tal vez pocos sepan que pasó por su conducción, y aunque fue un paso fugaz, cabe recordar que Matías ‘Monito’ Vargas viajó a Europa con el ‘albirrojo’ a disputar un campeonato en Portugal.

A su vez, al frente de un equipo que es de los más ganadores de la historia de la Liga del Oeste, asumió el mando de la primera división y logró el campeonato del 2001, el que de momento es el último que ha obtenido el club en dicha categoría.

De todo eso y mucho más, siempre manteniendo el bajo perfil que lo caracteriza, habló José Palomeque con Fútbol del Oeste para repasar su gran carrera como formador de juveniles.

Los inicios y el potrero
‘Arranqué en la época de los potreros, porque antes no había escuelitas de fútbol y la única categoría de inferiores era la 6ª. Siempre me gustó estar cerca de los niños.
Antes de empezar a trabajar en Barrio Norte, iba a los potreros de los barrios a ver chicos: elegía, armaba un equipo y me encargaba de anotarlos en los babys. Era una época muy diferente a la de ahora’.

Barrio Norte
‘Estuve tres años en Barrio Norte, donde nos fue muy bien en 6ª saliendo campeones todos los años. También tuve una experiencia corta en la primera división por la salida de un entrenador y luego decidí irme. Y ahí apareció Atlético, es raro pensar que vinieron a verme en diciembre porque es una época que se termina la actividad pero el 1 de diciembre 1989 empecé en el club, y desde entonces pasaron 30 años y acá seguimos’.

Atlético Rivadavia
‘Soy un agradecido a Atlético Rivadavia por la chance que me dio en su momento y por las grandes satisfacciones que he tenido desde mi llegada a la institución. Seguro también hubo problemas, como en todos lados, pero fueron pocos. En estos 30 años viví experiencias que nunca hubiese imaginado’.

Cambio de épocas
‘Las épocas van cambiando y uno tiene que adaptarse a eso. Antes la gran mayoría quería jugar al fútbol. Hoy hay otros deportes, otras actividades y otras distracciones con las que hay que convivir. Más allá de eso, en mi rol prefiero quedar como un antiguo: soy de marcar el respeto, la seriedad, el compromiso y el trabajo en equipo que se necesita en cualquier actividad colectiva. Uno trata de transmitir conocimientos, sin dejar de lado los valores que son muy importantes’.

Personas y jugadores
‘En todos estos años han pasado una cantidad impresionante de chicos por la escuelita. Algunos llegaron a primera y otros, por diferentes motivos dejaron o no quisieron seguir jugando. Lo que más rescato es el trato que queda con todos, porque me los vuelvo a cruzar y puedo conversar o compartir un momento’.

Los jugadores profesionales
‘Oscar Ustari, Nicolás Figal, Francisco Del Riego, Sebastián Hernández, Facundo Taborda, Federico Maya, Matías «Monito» Vargas y Brian Guille, entre otros, han pasado por Atlético. Fue mucha suerte la que tuve al trabajar con todos ellos. Lamentablemente fue muy poco tiempo con la mayoría, porque se fueron de muy chicos. Para mi es una alegría ver como crecen, observar lo profesionales que son y lo lejos que han llegado’.

Oscar Ustari
‘A Oscar lo tuve muy poco pero siempre rescato que es el mismo chico que era cuando se fue. Cada vez que viene compartimos un rato y Oscar demuestra que es igual que los demás integrantes de su familia: una persona muy sencilla que no se olvida las raices’.

Francisco Del Riego
‘Otro que ahora tengo la chance de ver seguido es a Francisco del Riego, también es la persona que conocí en la escuelita. Eso creo que es lo más valorable de todos ellos, más allá de que tienen mucho éxito en el fútbol’.

Formador
‘Lo más importante de este trabajo es formar personas. No perdemos de vista lo futbolístico y la posibilidad de nutrir a la primera división, pero lo que más nos ocupa es ser parte de la formación de los niños’.

Análisis de una época diferente I
‘La época del proyecto que comandó Sergio Carrizo fue increíble para mí. Soy un agradecido a todo su equipo, el «Gauchito» Rodríguez, los profes, Daniel Balmaceda, Claudio Francisco, el profe Gil… Todos grandes profesionales que nos dejaron muchas enseñanzas. Fue una época diferente, porque ahí se buscaba formar jugadores que pudieran dar el salto al fútbol profesional. Más que formadores eramos profesores. Creo que era una muy buena experiencia para que esos chicos tuvieran un salto intermedio entre irse de sus casas y llegar a las grandes ciudades’.

Análisis de una época diferente II
‘No sé si América, por la cantidad de habitantes y demás, era el lugar óptimo pero siempre recuerdo esos años con mucha alegría. Gracias a los dirigentes de esa época que me permitieron seguir hice el curso de entrenador, viajé a Europa, competimos en Portugal y España, y estuve en lugares que nunca pensé que iba a conocer’.

Matías Vargas y su paso por Atlético
‘Al «Monito» Vargas lo tuve ahí, en esa gira. Salió mejor jugador en el torneo que jugamos en Portugal y ya se le veía el talento que tenía’.

D.T. y campeón de primera
‘La experiencia de primera división también fue muy positiva. Salimos campeones en el 2001 y me dejó el aprendizaje de que no se puede estar en todos lados y como veía que algunas cosas de inferiores se me escapaban decidí seguir con las formativas. Estoy cómodo en este lugar y lo que más disfruto es de ser parte de ese proceso’.

Formador del equipo de primera división
‘Al plantel actual de la primera los tuve a todos. Desde Miguel Molina que es uno de los mayores hasta Francisco Cervera que apareció este año. Es muy bueno para el club tener un plantel casi todo de jugadores locales. Esta base del plantel es la que volvió a llevar a Altetico a finales de temporada y si bien no se pudo ganar, el club volvió a estar en ese lugar que merece por su historia’.

El equipo de trabajo en inferiores
‘Después de todos estos años también tengo ese objetivo de ayudar a los profes más jóvenes a que se pueda seguir con una línea. Creo que es muy bueno que jugadores como Marcos Fuensalida, Germán Rubio, Rodrigo Giménez y Pablo Taborda estén con los chicos. Primero porque conocen el club y vivieron lo que es ser parte de las inferiores, conocen las formas y las reglas, y segundo porque los chicos los pueden ver en primera y eso también es un plus. Creo que hay material para que las inferiores del club sigan vivas’.

Comentarios en Facebook
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LikeBox

Facebook By Weblizar Powered By Weblizar

Más en Entrevistas